Las sensaciones de Pilates

Las sensaciones de Pilates

Las sensaciones que siento con Pilates, aunque siendo novata no sé si saldrá mucho.

Partiendo de que soy una persona nerviosa en la que nunca han funcionado las técnicas de relajación y de ese espectro. Podría decir que con el Pilates es lo máximo que me he podido acercar a ese equilibrio, relax y bienestar del que tanto se habla. Difícil ponerle palabras pero algo debo sentir y algo me debe atrapar cuando sigo yendo a las clases.

Por ejemplo me gusta la sensación de alargarme y estirarme. O cuando un día vas a hacer un estiramiento y sin darte cuenta ves que has avanzado, me gusta sorprenderme de hasta donde llego. Incluso me he dado cuenta que cuando estoy relajada en casa a veces estiro la espalda. Sobretodo las piernas como buscando una buena sensación.  Es como que el cuerpo lo pide solo. También te hace ser consciente de todas las partes de tu cuerpo implicadas y que pueden manejar.

Para mi Pilates se ha convertido en la clase a la que voy a tener que pelear conmigo misma para obtener beneficio. Me refiero a que tengo que centrarme en varias cosas a la vez. Meter tripa, en que tal parte del cuerpo no se mueva, apretar otra, en respirar bien… Otro tipo de clases no requieren tanta concentración como para mi requiere Pilates.

Me hace sentirme muy ligera y esa sensación me dura días.  Relajada, voy más erguida y estirada lo que hace que otras actividades que tenga que realizar me cuesten menos esfuerzo. Noto toda la zona abdominal mucho y luego también en piernas y culo. En mi persona destacaría lo que me tonifica la tripa.

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.